La Imagen de la Salud

* Raúl Shakespear

Si toda Empresa necesita transmitir una imagen saludable, confiable, de ella y sus productos, con más razón una entidad vinculada a la Industria de la Salud, o productos o servicios que procuran el bienestar del hombre.

Para ellos, la asepsia y actualización en la imagen y sus comunicaciones, es como la desinfección de un quirófano : incondicional y permanente.

Una marquesina en el frente de una clínica, un display en una farmacia, una literatura de un producto farmacéutico en las manos de un médico, un envase en la mesita de luz de la abuela o una ambulancia de emergencias, son todas manifestaciones que deben transmitir calidad de imagen, calidad de vida.

Más aún, tratándose de salud, se le debería exigir a toda comunicación establecer una feliz empatía con el receptor, y si se pudiera, pensando en el paciente o consumidor final, alcanzar con el mensaje, casi un deseado efecto terapéutico.

Sistemas de Identificación Institucional, Programas de Señalización en Centros de Salud, imagen gráfica de fármacos, sus logotipos, su packaging, sus piezas promocionales, deben emanar conceptos de seriedad y cientificismo, ascetismo y seguridad, capacidad y eficiencia.

Así como el individuo intenta vivir mejor, el marketing del Bienestar apunta a realzar los servicios y productos relacionados a la prevención y especialmente aggiornando las comunicaciones de las Entidades que los promueven.

Porque hablamos de la Imagen de la Salud y sin duda también, de la Salud de la Imagen.

* Titular de Shakespear Estudio, Diseño y Comunicación - http://www.shakespearestudio.com.ar